EL CAMINO HACIA LA ETERNIDAD





1791:


En su último año de vida Mozart experimenta una subida tremenda de su estado de ánimo, después de un período prolongado de crisis y de dificultades financieras: 1787-1790. Su capacidad creativa resurge y se incrementa. Después de tantas penurias económicas y de dos viajes fallidos económicamente. (A praga y a Berlin con un amigo suyo que era el conde Lihnowsky en primavera de 1789, y en la primavera siguiente a Frankfurt). Además tuvo varios episodios de enfermedad, pero no sólo él también su esposa Constance los padeció en esta época. Pese a todo, 1791 se presentó bien en principio, con propuestas para trabajar en las que el compositor vió una gran oportunidad. En Mayo de 1791, Mozart está ya trabajando en la composición de la Opera “La flauta mágica”. En el mes de agosto recibe además otros dos encargos, la Opera “La clemencia de Tito” que se tenía que representar el 6 de septiembre en Praga, y una Misa de Requiem encargada anónimamente. Lo que impacta de este último encargo son el cúmulo de circunstancias que ocasionaron que el encargo se produjera en los últimos meses de vida del compositor y con su salud ya muy deteriorada, lo que le llevó a sentir que componía para su propia muerte. Como tenía además otros encargos urgentes acumulados, tuvo que aplazar la composición del Requiem hasta la fecha de su última enfermedad, el 20 de noviembre. Ese día cae postrado en cama y ya no podría terminar la obra. Una tarde de otoño de septiembre, unas semanas antes, Mozart y Constance paseaban juntos por un parque de Viena llamado el Prater. Allí, el compositor le revela a su mujer tras sentirse mareado y sentarse en un banco, que sospecha y tiene la sensación de que está siendo envenenado por algún enemigo. Se queja de sentir un regusto como metálico en la boca, dolores en los riñones y en los múslos. Constance le intenta tranquilizar en vano. Finalmente, ella le aconseja dejar de trabajar en el Requiem y Mozart empieza a trabajar en una cantata másonica titulada “El elogio de la amistad” que estaba destinada a la inauguración de un nuevo templo de su Logia. Después de la ceremonía de inauguración y del estreno de su cantata, Mozart vuelve a su hogar y recupera las fuerzas y la alegría. A su esposa le dice: Devuelvemé el Requiem, que seguiré trabajando en él. Y aunque el 20 de noviembre como hemos dicho, sufre probablemente una crisis aguda de fiebre reumática que lo deja postrado en la cama sin poder ya levantarse, Mozart siguió trabajando en el Requiem ayudado por su díscipulo Sussmayer hasta el final.

La enfermedad de la que finalmente murió mozart es aún un misterio. Tenemos varios diagnósticos de médicos que los han elaborado en la actualidad, pero sin llegar a ponerse de acuerdo. La tesis de que tenía una afección del sistema inmunológico que ocasiona a veces un fallo renal, está descartada actualmente. La hipótesis más aceptada en la actualidad, es que murió por las secuelas de una fiebre reumática que había sufrido cuando era niño, y de la cual a lo largo de los años sufriría varios accesos, en 1784 y 1790.







OBRA IX: ÚLTIMAS COMPOSICIONES






KV 595
1791
Concierto para piano y orquesta n.º 27
si bemol mayor
KV 596
1791
Lied para cantante con piano Sehnsucht nach dem Frühling («Komm, lieber Mai») sobre texto de C. A. Overbeck
fa mayor
KV 597
1791
Lied para cantante con piano Der Frühling («Erwacht zum neuen Leben») sobre texto de C. C. Sturm
mi mayor/si menor
KV 598
1791
Lied para cantante con piano Das Kinderspiel («Wir Kinder, wir schmecken») sobre texto de C. A. Overbeck
la mayor
KV 599
1791
6 minuetos para orquesta

KV 600
1791
6 danzas alemanas para orquesta

KV 601
1791
4 minuetos para orquesta

KV 602
1791
4 danzas alemanas para orquesta

KV 603
1791
2 contradanzas para orquesta

KV 604
1791
2 minuetos para orquesta

KV 605
1791
3 danzas alemanas para orquesta

KV 606
1791
6 ländler para orquesta
si bemol mayor
KV 607
1791
Contradanza para orquesta «Il trionfo delle donne»
mi bemol mayor
KV 608
1791
Fantasía para un órgano mecánico
fa menor
KV 609
1791
5 contradanzas para orquesta

KV 610
1791
Contradanza para orquesta «Les Filles malicieuses»
sol mayor
KV 611
1791
Una danza alemana

KV 612
1791
Aria para bajo Per questa bella mano

KV 613
1791
6 variaciones para piano sobre la canción Ein Weib ist das herrlichste Ding (B. Schack/F. Gerl)
fa mayor
KV 614
1791
Quinteto para cuerdas n.º 6
mi bemol mayor
KV 615
1791
Coro Viviamo felici (perdido)

KV 616
1791
Andante para un pequeño órgano mecánico
fa mayor
KV 617
1791
Adagio y rondó para armónica de cristal, flauta, oboe, viola y chelo
do menor/mayor
KV 618
1791
Motete para cuatro voces, dos violines, viola, bajo y órgano «Ave verum corpus»
re mayor
KV 619
1791
Pequeña cantata alemana «Die ihr des unermesslichen Weltalls Schöpfer ehrt»
do mayor
KV 620
1791
Die Zauberflöte, «eine deutsche Oper» en dos actos con libreto de E. Schikaneder

KV 621
1791
La clemenza di Tito, opera seria en dos actos con libreto de C. Mazzolà originalmente de P. Metastasio

KV 622
1791
Concierto para clarinete y orquesta
la mayor
KV 623
1791
Cantata masónica «Laut verkünde unsre Freude»
do mayor
KV 626 1791 Misa de réquiem (terminada por Franz Xaver Süssmayr)
re menor




Piano Concerto No. 27 in B-flat major, K. 595 


0:00 - Allegro
14:15 - Larghetto
23:02 - Allegro


Mitsuko Uchida
Jeffrey Tate
English Chamber Orchestra


1987





6 ländler para orquesta, KV 606.


El ländler es una danza popular alemana sobre todo del sur del país (Baviera) es un baile de parejas. Con movimientos muy intensos, y dónde se marca con las pisadas el ritmo. Los expertos no se ponen de acuerdo en su origen.


  


"Concert Arias For Bass And Orchestra: Per Questa Bella Mano, Kv 612"


"Per questa bella mano", K. 612, es un aria de concierto de Wolfgang Amadeus Mozart, compuesta en Viena. Está fechada el 8 de marzo de 1791 en el propio catálogo de Mozart. Cantada para un contrabajo solista. Es bien conocido por los músicos que tocan el contrabajo. Es de díficil interpretación y requiere dominar bien el instrumento. El aria sigue siendo una pieza de concierto popular y que se interpreta a menudo hoy en día.





Wolfgang Amadeus Mozart - La Flauta Mágica, KV 620.


 DATOS TÉCNICOS DE LA OBRA:

·       Título: La flauta mágica (Die Zauberflöte)
·       Género: Ópera en dos actos (Singspiel)
·       Estilo: Clasicismo musical
  • Compositor: Wolfgang Amadeus Mozart
  • Año de composición: 1791
  • Lugar del primer estreno: Theater auf der Wieden (Viena).
  • Fecha del primer estreno: 30 de septiembre de 1791
  • Libreto: Obra de Emanuel Schikaneder, basado en Lulú, oder die Zauberflöte de A. J. Liebeskind y en Sethos de Jean Terrasson
  • Estreno en España: Liceo de Barcelona, 15 de enero de 1925
  • Idioma:  Alemán
  • Numeración en el catálogo: KV.620

Este es un tipo de opera popular, que se diferencia del término clásico de Opera en que las formas musicales son más simples y menos complejas. Más adelante comentaré esta obra, que es quizá la más famosa del compositor.


La ópera comienza con una obertura tocada por una orquesta sinfónica. En esta se muestra los contrastes que existen en ella (el bien y el mal, la sabiduría y la ignorancia, el día y la noche...). A continuación se abre el telón y comienza el primer acto.
Acto 1º
La ópera trata de un personaje llamado Sarastro que rapta a Pamina, la hija de la Reina de la Noche. El motivo era porque no veía conveniente la educación que estaba recibiendo por parte de ella. Al comienzo de este acto, un joven príncipe llamado Tamino corre tras una serpiente y ésta le ataca quedando inconsciente. Mientras está en el suelo llegan 3 damas, que trabajan para la Reina de la Noche, y que avisan a ésta. También aparece Papageno, un vendedor de pájaros que comerciaba con la Reina y que al despertar Tamino hace creerle que él le ha salvado. Después vuelven las 3 damas con una foto de la princesa Pamina, se la enseñan a Tamino y éste se enamora de ella y decide rescatarla con Papageno. La Reina les da una flauta mágica y un carrillo mágico para que les sea más fácil la misión. Van al castillo de Sarastro e intentan liberar a la princesa pero se lo impide Monostato, un sirviente que estaba enamorado de ella y que avisa a Sarastro. Después, Pamina le cuenta que el motivo de su huida era que Monostato le acosaba y entonces Sarastro manda que le den latigazos a Monostato. Poco después Pamina ve a Tamino y también se enamora de él, pero para que puedan irse juntos Sarastro impone a Tamino unas pruebas. Antes de que estas comiencen bajan tres amigos que les recomiendan ser constante y paciente y guardar silencio.
Acto 2º
La flauta mágica; Wolfgang Amadeus Mozart
Este acto comienza con una reunión que tiene Sarastro con sus consejeros en la que convocan a los dioses Isis y Osiris para que ayuden a los jóvenes a pasar las pruebas. Antes de que estas comiencen les quitan los instrumentos mágicos. Las pruebas fueron:
: Tenía que evitar hablar con mujeres que aparecían y lo consiguieron, aunque Papageno estuvo hablando bastante tiempo. Durante esta prueba Pamina trata de hablar con su amado pero éste no le contesta para poder pasar la prueba. Tras esto Pamina cree que él ya no le quiere.
2ª y 3ª: Estas eran dos pruebas simbólicas en las que tenía que superar el fuego y el agua.
Las pruebas son superadas y Tamino consigue liberarla y casarse con ella. Durante el transcurso de la historia Papageno se enamoró de una criada del castillo llamada Papagena. Poco antes de terminar las pruebas La Reina de la Noche ordena a su hija que mate a Sarastro pero esta se niega.


Esta obra está orientada en Egipto y se basa en las ideas de la masonería ya que Mozart, quiere hacer un homenaje a sus amigos masones. Uno de los rasgos que se destacan es el número 3, que aparece en distintas partes de la obra.
Personajes
La historia representa dos diferencias muy claras: la sabiduría y la ignorancia, el día y la noche, el bien y el mal... que se ven reflejadas en los dos personajes principales, entorno a los cuales gira la historia. Estos son:
Sarastro
Es un sacerdote que representa todo lo bueno: la luz, el sol, la verdad, sabiduría, conocimientos... Éste rapta a la princesa porque no veía conveniente la educación que estaba recibiendo por parte de su madre, la Reina de la Noche. Es muy alto y de aspecto serio.
Reina de la Noche
Este personaje es contrario a Sarastro ya que representa todo lo malo: ignorancia, maldad, oscuridad, tinieblas... Durante la obra trata de asesinar, por medio de su hija, a Sarastro para así recuperar el círculo del Sol, que le da el poder.
El resto de los personajes que aparecen en la obra son:
Tamino
Es un joven príncipe que al enamorarse de Pamina, hija de la Reina de la Noche, decide rescatarla. También es un personaje alto y de carácter alegre.
Papageno
Es un vendedor de pájaros que comerciaba con la Reina y que es obligado a ayudar a Tamino en su misión. Durante la obra se enamora de una criada del Castillo, Papagena. Es un personaje alegre, cómico y mentiroso, ya que al principio de la obra engaña a Tamino diciéndole que él había sido el que le había salvado la vida.
Pamina
Es la hija de la Reina de la Noche y se encuentra secuestrada por Sarastro. También se enamora del príncipe y al término de la obra se casa con él. Es muy bella y noble.
Papagena
Es una criada del Castillo que se enamora de Papageno y participa en la primera prueba intentando, y consiguiendo, hacer hablar a Papageno.
Monostato
Es un personaje de raza negra, cosa que le parece muy rara a Papageno, que vive como sirviente en el castillo y que se enamora de Pamina. Es mentiroso y no es leal a Sarastro.
La flauta mágica; Wolfgang Amadeus Mozart
También aparecen dos sacerdotes que son los que llevan a cabo las pruebas. Uno de los dos es muy alto y el otro muy bajo.
Otros personajes son las tres damas de la noche, que trabajan para la Reina, y tres muchachos que aconsejan al príncipe.
Voces de los personajes
Clasificándolos por sus tipos de voces los personajes son:

Voz Aguda
Voz Media
Voz Grave
La Reina de la Noche
Papageno
Sarastro
2 de las Damas
Monostato
Los 2 sacerdotes
Pamina
La otra Dama

Tamino
Papagena





MOZART Cantata Masónica K.623 en Do Mayor



PRIMERA PARTE:



SEGUNDA PARTE:



Una Cantata es una composición musical profana o religiosa

para una o varias voces con acompañamiento.

La Cantata kv 623 tiene como fecha de finalización el 15 noviembre de 1791. Tres semanas antes de su muerte, a los 35 años, Mozart, escribió su pequeña cantata masónica “Anunciad en voz alta nuestra felicidad” para la fiesta de reinstalación de la logia “La esperanza nuevamente coronada” que dirigió personalmente sacando fuerzas de flaqueza, fue la última representación a la que pudo asistir. Probablemente se canto el 18 de noviembre de 1791. 

He aquí la traducción al castellano:


"Por vez primera mis nobles hermanos,
Nos congrega esta nueva sede
De la sabiduría y la virtud
Bendigamos este sitio
Como el santuario de nuestra labor
Aquella que habrá de descifrarnos
El gran secreto
Es dulce el sentimiento del masón
En un día de tanto júbilo
Que enlaza de nuevo y con mayor firmeza,
Nuestra cadena fraternal.
Dulce el pensamiento para la humanidad
Que hoy gana un nuevo sitio para el hombre
Dulce el recuerdo de los lugares
Donde cada corazón fraternal
Puede llegar a ser lo que fue,
Lo que es y lo que será sin limitaciones
Donde el ejemplo le enseña.
Como la mayor de las virtudes,
El reinado de la benevolencia de la solidaridad”




Requiem KV 626 (Communio - Lux Aeterna)

Wolfgang Amadeus Mozart - Misa de Requiem en Re menor KV 626

Edith Mathis - Soprano
Julia Hamari - Contralto

El requiem es la misa de difuntos. Es de estructura similar a una misa ordinaria pero con algunos cambios. Procede de la frase latina “Réquiem aeternam dona eis, Domine” (Dales, Señor el descanso eterno). Es una obra póstuma, en una época en que como veremos más adelante, estaba padeciendo graves problemas de salud. Se presenta ante él un extraño personaje que no quiere identificarse y le encarga la composición de la obra prometiéndole una elevada remuneración. Fue un shock para el músico, en el sentido de que pensaba que esa obra podía presagiar su propia muerte. Cómo si escribiese su propio Requiem. No podría terminarla, y después de su fallecimiento un discípulo suyo llamado Franz Sussmayer terminaría por Mozart los tres números finales que le faltaban a la obra.




BIOGRAFÍA VIII








AÑOS 1788-1790.


A principios de 1788 estalla la guerra con Turquía, y por otro lado el emperador por vez primera permite la representación de operas durante la cuaresma. Mientras estas no se representaban, en la cuaresma se desarrollaban otros géneros músicales, como los oratorios. También los conciertos publicos y privados. A estos se había dedicado Mozart durante los años 1782-1786. Ahora, los conciertos escaseaban y el propio músico perdió interés en ellos. Graves problemas económicos empiezan a surgir en junio de ese año, que se mantendrían hasta junio de 1791. Los mótivos de la relativa recuperación económica: La guerra se acababa, la gente recuperó su interés hacía sus obras, y pudo incluso escribir dos óperas. Hay que decir, que los años 1789-1790 se encuentran entre los peor documentados de la vida del compositor. Hay una serie de cartas en las que pide dinero a su amigo Michael Puchberg, un masón acreedor suyo que era además comerciante. Su tabla de salvación fue el sueldo que el emperador Jose II le había garantizado, lo mantuvo después de la muerte del Emperador, en febrero de 1790.


A mediados de 1788, Mozart y su familia se habían trasladado desde el centro de Viena, a las afueras de Alsergrund. Aunque se ha pensado que Mozart redujo sus gastos de alquiler, programas de investigaciones recientes indican que al mudarse a los suburbios, Mozart ciertamente no había reducido sus gastos (como se reivindica en su carta a Puchberg) sólo se incrementó el espacio de la vivienda a su disposición. Mozart comenzó a pedir dinero prestado, más a menudo de su amigo y compañero Mason Michael Puchberg;. Una lamentable secuencia de cartas suplicando préstamos existe. Maynard Solomon y otros han sugerido que Mozart estaba sufriendo de depresión, y parece que su producción disminuyó. Las obras más importantes de la época son las últimas tres sinfonías (Nos. 39, 40, y 41 , todas de 1788) y la última de las tres óperas de Da Ponte, Così fan tutte, estrenada en 1790.


Alrededor de este tiempo, Mozart hizo largos viajes con la esperanza de mejorar su suerte: a Leipzig, Dresde y Berlín en la primavera de 1789, y Frankfurt, Mannheim y otras ciudades alemanas en 1790. Los viajes tuvieron un éxito aislado y no aliviaron las dificultades financieras de la familia.


La coronación de Leopoldo II -hermano de Jose II- en noviembre de 1790, supuso que este echara para atrás muchas de las reformas que su hermano había decretado. Fue por temor a que se reprodujera lo sucedido en Francia con la revolución. Y empezó a controlar el surgimiento de nuevas ideas que pudieran hacer peligrar el orden establecido. La Masonería fue sometida a una estricta vigilancia, ya que se temía que a través de las logias, las inquietudes revolucionarias francesas llegasen a Austria. Esto perjudicó mucho al compositor, que dejó de gozar de la admiración y la protección de la Corte. Tal es así que Mozart no fue invitado a las fiestas de la coronación del nuevo emperador.


En el verano de 1788, y en el corto plazo de dos meses, compone Mozart las sinfonías 39, 40 y 41. Seguramente pensaría ofrecerlas en la siguiente temporada, su situación económica así lo exigía, aunque las cosas ocurrieran de otra manera. Se las ha calificado de «testamento sinfónico» y se ha afirmado, para cargar las tintas, que Mozart no las llegó a oír nunca. 




OBRA VIII: ÚLTIMOS AÑOS






1790
Così fan tutte (ossia La scuola degli amanti), dramma giocoso en dos actos con libreto de L. da Ponte

1790
Cuarteto para cuerdas n.º 22
si bemol mayor
1790
Minueto para un cuarteto de cuerdas (fragmento)
si bemol mayor
1790
Cuarteto para cuerdas n.º 23
fa mayor
1790
Instrumentación de la obra de Händel Alexander's Feast

1790
Instrumentación de la obra de Händel Ode to Saint Cecilia

1790
Quinteto para cuerdas n.º 5
re mayor
1790
Adagio y allegro para órgano mecánico
fa menor
1790
Dúo cómico Nun liebes Weibchen




Così fan tutte de Wolfgang Amadeus Mozart.


Così fan tutte (Así hacen todas) es una ópera bufa en dos actos, compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart. Se estrenó el 26 de enero de 1790 en el Teatro de la Corte de Viena. Lleva el número KV 588 del Catálogo Köchel de la obra de Mozart.
El libreto, en italiano, es obra de Lorenzo da Ponte (1749 – 1838), autor así mismo de otras dos óperas de Mozart: Las Bodas de Fígaro (1786) y Don Giovanni (1787). 
El tema escogido es el intercambio de parejas, que data del siglo XIII. La acción se desarrolla en Nápoles a finales del s.XVIII y trata sobre la fidelidad de las mujeres. Dos hombres someten a prueba a sus prometidas, disfrazándose y cambiando de pareja; quieren comprobar si, como dice el título, Todas son así (es decir, infieles). La obra analiza la cuestión de la infidelidad en la época de Mozart, e incluso, según parece, refleja su propia experiencia personal.
Posiblemente este título tan curioso, fue idea de Lorenzo da Ponte pues la frase Così fan tutte le belle (así hacen todas las mujeres hermosas) la utilizó varias veces en el libreto de Las Bodas de Fígaro. La traducción literal del título es “así hacen todas”, y menos literalmente: “lo mismo hacen todas”. Estas palabras soncantadas por los tres hombres cuando hablan del voluble amor femenino, en el segundo acto, cuadro III, justo antes del finale.

PERSONAJES:

FIORDILIGI Papel para soprano lírica, con facilidad para pasar comodamente de agudos a graves y viceversa. Hermana de Dorabella.
DORABELLA Papel para mezzosoprano. hermana de Fiordiligi.
FERRANDO – Papel para tenor lírico/lírico-ligero. Novio de Dorabella y amigo de Guglielmo.
GUGLIELMO – Papel para barítono. Novio de Fiordiligi y amigo de Ferrando.
DON ALFONSO – Papel para bajo bufo. Filósofo cínico y maduro. Amigo de los dos anteriores.
DESPINA
Papel para soprano (aunque a veces lo interpretan mezzosopranos). Criada de Fiordiligi y Dorabella.




Mozart Cosi Fan Tutte Act 1 Finale Part 1




Mozart Cosi Fan Tutte Act 1 Finale Part 2




Organ Works - Fantasie In F Minor KV 594

    1. Adagio F minor,  2:11/ 1.1 mB
    2. Allegro F major,  4:02/ 2.2 mB
    3. Adagio (return) F minor,  2:11/ 1.1 mB



Cuarteto n.º 22 en si bemol mayor (KV 589)


Pertenece a los tres Cuartetos prusianos, que son el último subconjunto de cuartetos y también los últimos compuestos por Mozart. Fueron dedicados al rey de Prusia, Federico Guillermo II, intérprete del violonchelo, instrumento al que otorgó en esta serie de cuartetos un papel más destacado del habitual.




Mozart - String Quintet in D major KV 593


El Quinteto de Cuerdas N º 5 en re mayor, K. 593 fue escrito por Wolfgang Amadeus Mozart. Como todos los quintetos de cuerda de Mozart, se trata de un "quinteto viola" que está escrito para cuarteto de cuerdas y un extra de viola (dos violines, dos violas y violonchelo).




BIOGRAFÍA VII







MOZART, LA MÚSICA Y LA MASONERÍA


Por Carlos Pereira Martínez.


"Parece que Mozart, (por otra parte persona de fe católica, para la que compuso algunas de las más extraordinarias composiciones religiosas), solicitó ingresar en la francmasonería por medio del barón Otto Freiherr von Gemmingen-Hornberg, maestre de la logia "Zur Wohltataigkeit" (“De la Caridad”). Fué iniciado como aprendiz masón el 14 de diciembre de 1784 en la logia "Zur gekronten Hoffnung" ("La Esperanza Coronada") de Viena. Unos meses después, con motivo del pase a 2º grado (“compañero”) de su padre, Leopold Mozart, el 16 de abril de 1785, compuso su hemosa composición "Gesellenreise" ("El viaje del compañero"). Y el 22 de abril de 1785, Mozart y su padre fueron exaltados, en la misma ceremonia, al grado de Maestro Masón. Dos días después de este acto Mozart y su padre acudieron a una recepción con
honores al Gran Maestro, el célebre botánico Ignaz Born, en la logia "Zur gerkronten Hoffnung". Con motivo de tal visita Mozart presentó su nueva cantata "Die  Mauererfreude" (K. 471). A la mañana siguiente, Leopold partió hacia Salzburgo. Nunca volvería a ver a su hijo. Pero las relaciones de Mozart con la institución francmasónica venían de antiguo: teniendo sólo 11 años puso música a un poema masónico, "An die Freude", enviando la composición, como obsequio, al doctor Joseph Wolf, que lo había curado de la viruela. A los 16 compuso una aria inspirada por las frases del himno ritual "O Heiliges Band". Un año después, el escritor Gebler le encargó la composición de la
música incidental del drama de inspiración masónica "Thamos, Rey de Egipto" (K.345), que revisaría el mismo Mozart en 1779.

En las composiciones masónicas de Mozart, algo más de 20, se distinguen tres temáticas: la música compuesta para diversos ritos de logia; otra, para entretenimiento de actividades promovidas por la masonería, como conciertos de caridad; por último, otras obras de temática francmasónica que no estaban escritas inicialmente para ser ejecutadas en las logias (algunas de ellas realizadas cuando aún no era masón) pero que luego adaptó para su logia.

Estas serían las composiciones:

-Ópera “La Flauta Mágica” (K. 620), con libreto del también masón Emmanuel Schikaneder. La obra másonica por excelencia de Mozart.

-Salmo 129 "De Profundis Clamavi" (K 93), compuesto en Salzburgo hacia 1771 y adaptada para los francmasones posteriormente por Mozart.

-Canción “O Heiliges Band” (K. 148).

-Gradual Ad Festum "Sancta Maria, Mater Dei" (K. 273), agregada como canon de la logia, en 1777.

-Adagio Canónico para instrumentos de viento (K. 410), para procesiones
rituales en logia.

-Adagio para instrumentos de viento (K. 411), para entrada en la logia, de 1784.

-Cantata "Dir, Seele Ses Weltalls," ("A ti, alma del Universo, oh Sol") (K. 429)para celebraciones en público.

-Canción "Gesellenreise: Die Ihr Einem Neuen Grade" ("El viaje del compañero") (K. 468).

-Cantata "Die Maurerfreude" (K. 471) (compuesta en abril de 1785 en honor del Gran Maestre Ignaz Born).

-"Maurerische Trauermusik" ("Música para un Funeral Masónico") (K. 477)
 -Canción "Zerflieszet Heut, Geliebte Bruder" (K. 483), para la apertura de la logia, en este caso de su nueva logia, luego de la reorganización ordenada por el emperador José II, "La Nueva Esperanza Coronada". Compuesta en 1786.

-Canción "Ihr Unsre Neuen Leiter" (K. 484), para clausura de la logia (para la misma logia que acabamos de citar). Compuesta en 1786.

-Adagio y Fuga en Do menor ( K. 546).

-Adagio y Rondó para flauta, oboe, viola, violonchelo y celesta (K. 617).

-Motete “Ave Verum Corpus” (K. 618).

-Cantata "Die Ihr Des Unermesslichen Weltalls Schopfer Ehrt" ("Vosotros que honráis al Creador del Universo infinito") (K. 619), dirigida a la juventud alemana.

-Cantata "Kleine Freimaurerkantate" ("Pequeña Cantata masónica") (K. 623), para su logia "Hoffnung". Fué su obra póstuma.

-Canción "Enlacemos nuestras manos" (K. 623a), para la constitución de la llamada "cadena de unión".

Según documentos de la citada logia, Mozart escribió en 1785 la música de dos canciones más: "Des Todes Werk" ("Labor de la muerte") y "Vollbracht ist die Arbeit der Meister" ("El trabajo del maestro se consumó"), pero no se han encontrado las partituras.

Compuso también el Concierto para piano (K 482), para la logia "Hoffnung", estrenado el 15 de diciembre de 1785 e igualmente hay una profunda evocación masónica en su Sinfonía nº 39 (K. 543)." 


Pintura que representa el interior de lo que se piensa que es la casa de campo de Nueva Esperanza Coronada (Zur Neugekrönten Hoffnung) en Viena. Se cree que Wolfgang Amadeus Mozart está representado en el extremo derecho, sentado al lado de su amigo Emanuel Schikaneder. Pintura al óleo (1782).


En 1786, Wolfgang Amadeus Mozart fue probablemente el más experimentado y consumado músico de 30 años de edad que el mundo haya visto, con decenas de sinfonías, conciertos, sonatas, obras de cámara y las masas ya detrás de él. También contaba con 18 óperas en su haber. Durante los últimos cinco años de su vida, Mozart compuso cuatro óperas que se encuentran entre las más importantes y populares en el repertorio mundial. Este período notablemente productivo de éxito creativo, crítico y popular de Mozart comenzó con Le nozze di Figaro (Las bodas de Fígaro), que tuvo su estreno mundial en Viena, Austria, el 1 de mayo de 1786.

Figaro fue la primera colaboración entre Mozart y el libretista Lorenzo da Ponte, la obra fue censurada en Francia por la preocupación acerca de su "subversiva" trama, que representa los esfuerzos de un noble español, el Conde Almaviva, para seducir a Suzanne, una criada hermosa y joven de su esposa, sólo para ser frustrado y humillado por su esposa, la condesa Rosina, trabajando en conjunto con el sirviente del Conde, Fígaro, quien también es novio de Suzanne. Para la nobleza francesa de la época, Figaro fue vista como una condonación de los conflictos de clase, pero Mozart y Lorenzo da Ponte lograron disipar cualquier preocupación por parte de su patrón, el emperador José II de Habsburgo, al transformar la historia en una comedia ligera.



José II de Habsburgo  


La combinación del libreto de Da Ponte y la partitura de Mozart hizo de Le nozze di Figaro un éxito y dio lugar a dos nuevas colaboraciones triunfantes: Don Giovanni y Cosi fan tutte.  Hubo cinco funciones durante el estreno de Fígaro en ese día en 1786, y siete durante su segunda presentación una semana más tarde.



Lorenzo Da Ponte


Personaje
Reparto el 1 de Mayo de 1786
Director: 
Wolfgang Amadeus Mozart
Conde de Almaviva (aristócrata sevillano)
Condesa Rosinna de Almaviva (esposa del Conde)
Susanna (doncella de la Condesa y prometida de Fígaro)
Fígaro (criado del Conde)
Cherubino (paje del Conde)
Marcellina (criada de la Condesa)
Don Bartolo (médico y abogado)
Don Basilio (profesor de música)
Don Curzio (notario)
Antonio (jardinero)
Barbarina (hija de Antonio)
Ciudadanos, vendedores, sirvientes, etc.





Le nozze di Figaro, Obertura (1786).




Le Nozze di Figaro: Acto I, Escena 1



El 16 de octubre de 1786, Constanza da a luz su tercer hijo, Johann Thomas Leopold, y en noviembre, Mozart escribe a su padre contándole su proyecto de viaje y pidiéndole que se quede con sus dos nietos, Carl y el recién nacido Leopold. Él sabe que tiene en casa al hijo de Nannerl, y supone que aceptará a los suyos; sin embargo, la negativa es rotunda y sin explicaciones. A su hija sí le explica todo lo que piensa de ese viaje: que es una idea peregrina que podía acabar, si alguno de los dos moría o se establecieran en Inglaterra, con que él, a sus años, tuviera que ir detrás del matrimonio o del que quedara con los críos y las facturas. 

Los amigos ingleses de Mozart hacen un viaje a Salzburgo para convencer a Leopoldo de que todo aquello no era un capricho, pero no logran hacerle cambiar de actitud. Mientras tanto, el recién nacido Johann Thomas muere antes de cumplir el mes de edad. Unas semanas después, Mozart recibe una invitación de la orquesta y de un grupo de aficionados de Praga para que vaya a disfrutar del éxito que allí está obteniendo Las bodas de Fígaro. 


El 8 de enero de 1787 sale con Constanza hacia la capital bohemia, donde el día 17 pudo ver su ópera y recibir el aplauso del público. Tres días después dirigió él mismo la representación. El éxito de Bodas en Praga fue mucho mayor que el de Viena, se representó casi sin interrupción durante todo el invierno y llegó a ser tan popular que se hicieron arreglos para piano y para instrumentos de viento y de cuerda.



En todas partes se tocaba Fígaro y se bailaba con Fígaro, y los acordeonistas de las cervecerías no tenían más que tocar el «Nonpiú andrai» para asegurarse el entusiasmo de la clientela.



Además, Mozart dio un concierto igualmente triunfal. Antes de emprender este viaje, había acabado el concierto de piano n.° 25 (K 503) y la sinfonía n.° 38 «Praga» (K 504). Es seguro que en esa ocasión se tocó la sinfonía y hay que suponer que él mismo interpretara el concierto, porque como remate tuvo que improvisar al piano «por espacio de una buena media hora». El colofón fue el grito que surgió de la platea: «¡Fígaro!»; y la respuesta de Mozart, unas variaciones sobre el tema que ya conocía toda Praga. 



La sinfonía se abre con una introducción lenta y carece de minuete. Más allá de toda intención clasificatoria, la Sinfonía «Praga», barruntando las sombras de Don Giovanni, nos coloca en la etapa final de la creación sinfónica mozartiana.



El concierto n.° 25, es una obra singular; se ha dicho que es un concierto «serio» en términos operísticos, carente de la magia «teatral» de los precedentes, e injustamente valorado por esa razón, aunque su gran condensación temática compense con creces ese cambio de humor, que no es, por supuesto, una carencia.



La recaudación del concierto estuvo en consonancia con el entusiasmo del público, casi mil florines de oro. Sin embargo, lo más importante de ese viaje fue sin duda el contrato que firmó para componer una nueva ópera que se representaría la próxima temporada por los acostumbrados honorarios de cien ducados.


De vuelta ya en Viena, recibe la noticia del mal estado de salud de su padre. Leopoldo había escrito a su hija: «El final de mis sesenta y siete años, y el comienzo de los sesenta y ocho ha traído a mi cuerpo un gran cambio»; ahora, según sus palabras, sólo queda ir echando remiendos. Wolfgang le escribe una carta llena de buenos deseos y de consuelos. 

El 28 de mayo muere Leopold Mozart refugiado en el círculo doméstico de su hija casada, distante y algo resentido de todo el camino que su hijo ha recorrido para alejarse de su autoridad paterna y de esa otra dependencia que él siempre aceptó: la servidumbre del músico. Mozart, que ha compuesto un poco antes dos auténticas obras maestras de la música de cámara, los quintetos para dos violas (K 515 y 516), con los que desde luego no pretende ganarse de nuevo a ese público que le ha abandonado, se entretiene en componer Una broma musical (K 522) que es la parodia de la mediocridad, una burla a los malos músicos. 

Leopoldo Mozart, el hombre del buen sentido y de la cordura, el que siempre aconsejó a su hijo cómo había de llevar sus negocios, no compuso más que «paseos en trineo», «bodas rústicas» y «divertimentos militares»; ni por un momento se nos ocurre pensar, sin embargo, en una venganza, su hijo no se burla de esas pequeñas obras ahora, quizás en esa «broma» Mozart recordaba a su padre cuando juntos, hablando de música y de músicos, no dejaban títere con cabeza.


El 29 de octubre de 1787, su magistral ópera "Don Juan": la obertura de esta obra fue escrita en unas cuantas horas de la noche del 28 al 29 de octubre. Se relata, acerca del particular, que Mozart, agasajado hasta lo inaudito por los habitantes de Praga, no se daba reposo para gozar de la obertura, asistía a una reunión y se entregaba al baile con el entusiasmo delirante que le causaba la danza. El empresario, inquieto hasta el extremo, se acercaba a él para recordarle que la obertura no estaba escrita, a lo cual Mozart contestaba, señalándose la frente y evadiendo su requerimiento: "¡No se preocupe, aquí la tengo!"... Pero a la tercera vez que recibió esta contestación, alcanzó a replicar, cuando ya eran cerca de las once de la noche: "¡Sí, mi querido Mozart, pero los músicos no van a leer allí!". Entonces Wolfgang dando un suspiro de tristeza, abandonó el salón para dedicarse a escribir. Llamó a su esposa y le pidió que le preparase una jarra de café, al mismo tiempo que le decía: "¡Mi pequeña Stanzi, no dejes que me duerma!"... Pero cerca de las cinco de la mañana, el cansancio lo vencía, por lo que le suplicó a su mujer "¡Un cuarto de hora nada más, un cuarto de hora déjame dormir!"... Accedió Constanza, pero ella misma relataba después: "transcurrido el cuarto de hora, reposaba tan profundamente que no tuve ánimo para levantarlo". Cerca de las ocho de la mañana la partitura estaba terminada, pero aún faltaba sacar las copias para cada instrumento. La función estaba anunciada para las siete de la noche: el teatro estaba lleno a reventar, pero no había indicios de que la representación se iniciara. Una hora después de la hora prevista, el mozo distribuía las partes en los atriles de la orquesta y los músicos salieron a ocupar su lugar. Entre bastidores, Mozart, nervioso y acongojado se paseaba de uno a otro lado. Cuando salió a dirigir la obertura sudaba copiosamente: los músicos tenían que leer a primera vista las partes de una obra que nunca se había oído antes. Y cuando terminó la ejecución, el público aplaudió delirantemente, uniendo a su manifestación de aprobación los gritos de: "¡Bravo!... ¡Viva el Maestro!..." En cuanto tuvo oportunidad el empresario se acercó a Mozart y le preguntó: "Y bien, ¿cómo salió la obertura?..." A lo que Mozart le contestó: "Unas cuantas notas equivocadas por el copista... pero en general muy bien". En ese mismo año, 1787, recibió Mozart el nombramiento de compositor de la corte, con un sueldo de 800 florines anuales, con los cuales no alcanzó a remediar su pobreza. Viene para el compositor una etapa en la que se dedica con ahínco a la música instrumental: sus mejores sinfonías se producen en este tiempo. Efectúa algunos viajes, recibiendo en Berlín tentadoras ofertas que rechaza con un sentimiento de lealtad y de cariño para su emperador.